Algunas razones para pasarse a la energía solar
Algunas razones para pasarse a la energía solar

El tamaño no importa.

Tanto industria como particulares pueden beneficiarse de la energía solar. Las instalaciones fotovoltaicas son fácilmente dimensionables a cualquier tipo de consumo, desde un particular que necesita cubrir las necesidades energéticas de su casa hasta una gran empresa industrial con grandes consumos. Además del ahorro en energía, se pueden conseguir ahorros en potencia ya que, el suplirnos con nuestra propia instalación, nos permitirá reducir el término de potencia contratado con nuestra distribuidora eléctrica con el ahorro económico que ello conlleva.

Instalación rápida y sin ocupar espacio útil.

Las instalaciones fotovoltaicas se montan de una manera rápida y que no resta espacio útil a la vivienda o al área de trabajo de la empresa. El proceso de instalación, suele llevar unos pocos días y las placas solares generalmente se ubican en espacios que normalmente no se utilizan como tejados o terrazas.

Rápida amortización y extenso tiempo de vida útil

Otras ventajas de las instalaciones fotovoltaicas es que son amortizables en poco tiempo y que tienen una larga vida útil. Una instalación solar nos permite monitorizar en tiempo real los datos de producción eléctrica y el consumo que de ella se hace en tiempo real. Viendo los porcentajes de consumo podemos calcular el tiempo de amortización de la instalación.

Las inversiones suelen recuperarse entre aproximadamente tres y siete años. A eso hay que añadir que los paneles, una vez amortizados siguen produciendo energía durante mucho tiempo más ya que, generalmente, los fabricantes ofrecen garantías de producción de unos 25-30 años.

Panel solar
Las instalaciones fotovoltaicas son rápidamente amortizables y cuentan con una gran vida útil

Los periodos de producción coinciden con los de mayor consumo.

Los ahorros energéticos y los periodos de amortización que se obtienen con las instalaciones fotovoltaicas hacen que sean muy atractivos para las empresas ya que los mayores picos de producción de los generadores fotovoltaicos suelen coincidir con los de consumo. Estos ahorros energéticos se pueden traducir en una reducción de costes de producción que mejorarán la competitividad de nuestra empresa.

Compensación por la energía vertida en la red

Los cambios añadidos por el RD 15/2018 a la regulación del sector fotovoltaico han quitado muchas de las trabas y trámites administrativos que dificultaban poder acogerse al autoconsumo. Posteriormente con el RD 244/2019 se incorporó, para las instalaciones menores de 100 kW, una compensación en factura de los excedentes que se viertan en la red. Es decir, aquella energía que se produzca y que no se use, la meteremos en la red y, nuestra comercializadora eléctrica nos descontará, según su criterio, esta energía vertida en nuestra factura. En los casos de instalaciones superiores a 100 kW, la energía vertida se compensará monetariamente, es decir, será vendida según el precio que se establezca.

Ayudas para la inversión en fotovoltaica

Las Comunidades Autónomas. están fomentando el autoconsumo mediante diferentes ayudas. Estas ayudas las establecen los ayuntamientos y las Comunidades Autónomas. Las ayudas más comunes suelen ser bonificaciones sobre el IBI (Impuesto Bienes Inmuebles) o el ICIO (Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras). Sin embargo, en cada C.C.A.A. podemos encontrar diferentes ayudas. Por ejemplo, en la Comunitat Valenciana este año 2019 ha comenzado el plazo para el programa de ayudas a la eficiencia energética em PYMES y grandes empresas del sector industrial.

Add your Comment