Un buen aislamiento exterior proporciona ahorros energéticos de hasta un 70%
Un buen aislamiento exterior proporciona ahorros energéticos de hasta un 70%

Nos preocupamos mucho en equipar nuestras viviendas con los sistemas de ACS o refrigeración que obtengan mejor rendimiento para conseguir el máximo confort en el interior de nuestra vivienda. Sin embargo, nos olvidamos de algo muy importante, abrigar los edificios.Conseguir un buen aislamiento en el edificio puede proporcionarnos una reducción de gasto energético de hasta un 70%. Algo muy interesante de los sistemas de aislamiento térmico es que, en la mayoría de los casos, no reduce espacio en el interior de las viviendas ya que generalmente el aislamiento se aplica a las fachadas exteriores.

Conseguir un buen aislamiento en el edificio puede proporcionarnos una reducción de gasto energético de hasta un 70%. Algo muy interesante de los sistemas de aislamiento térmico es que, en la mayoría de los casos, no reduce espacio en el interior de las viviendas ya que generalmente el aislamiento se aplica a las fachadas exteriores.

Las ventajas de proporcionar un buen sistema de aislamiento térmico no solo son de reducción de consumo de energía y supresión de puentes térmicos:
• Mejora del aislamiento acústico de la vivienda.
Reducción de filtraciones y condensaciones interiores.
• La fachada y la estructura se ven protegidas frente a las inclemencias meteorológicas, choques térmicos y el desgaste del paso del tiempo.

A continuación mencionamos algunos métodos de diferentes características:

AISLAMIENTO TÉRMICO INTERIOR

Este método es uno de los menos indicados ya que disminuye el espacio útil interior y requiere realizar trabajos en las viviendas. La razón del uso de este tipo de aislamiento puede ser que no haya acuerdo en la comunidad para aislar la fachada o simplemente que por el origen del edificio no se permita rehabilitar la fachada (edificios históricos). Esta técnica consiste en aplicar directamente a las paredes interiores capas de aislamiento formadas por lanas minerales o poliuretano. Este aislamiento, junto con el revestimiento que necesitan, aumenta el grosor de las paredes de manera considerable

AISLAMIENTO EXTERIOR CON FACHADA VENTILADA

Consiste en fijar en la pared una estructura metálica a modo de capa que suele ir rellena de lana mineral, dentro de esta capa se deja también una cámara para que el aire circule por convección. Este método es muy recomendado para fachadas que necesiten una rehabilitación estética porque existen multitud de acabados que mejorarán el aspecto del exterior del edificio. El problema de este método es que incrementará el grosor de la fachada.

Aislamiento con lana mineral

POLIURETANO PROYECTADO PARA FACHADAS MEDIANERAS

Esta solución normalmente se aplica de manera provisional. Se da en casos en los que se ha derribado un edificio pegado y quedan al descubierto las fachadas medianeras con la pérdida de aislamiento que ello conlleva. Para paliar esto de manera económica, se proyecta directamente sobre la fachada espuma de poliuretano para que proporcione un aislamiento temporal hasta que se vuelva a cubrir esa fachada con otro edificio.

AISLAMIENTO DE FACHADAS POR INYECCIÓN EN CÁMARA

Este aislamiento se basa en inyectar materiales como espuma de poliuretano o lana mineral dentro de la cámara de las paredes. Es un método que no reduce el espacio útil ni aumenta el tamaño de la fachada y que, además, es bastante económico. El problema de este sistema es que no se puede asegurar un reparto uniforme del aislamiento ya que no se puede comprobar si en el interior de una pared se ha distribuido uniformemente el material aislante.

SISTEMA AISLAMIENTO TÉRMICO EXTERIOR-ETICS

Basado en la aplicación en la fachada exterior de varias capas de aislamiento revestidas con mortero, el sistema ETICS consigue unos ahorros que disminuyen las pérdidas energéticas en invierno de hasta un 70% y en verano de hasta un 30% el Sistema ETICS. En cuanto a su coste, en aproximadamente 10 años se amortiza la inversión.

Add your Comment